domingo, 29 de agosto de 2010

Pasando lista en clase

Esto me pasó cuando iba al instituto y tenía una profesora de música que hablaba tan bajo, que tenía que usar micrófono para que todos pudieran oírla. Pero cuando hablaba con el micrófono, a mi, me costaba muchísimo entender lo que decía porque su voz sonaba muy rara, con un poco de reverberación. No hace falta decir que en sus clases no me enteraba de nada.
Un día, en las primeras clases del curso cuando estábamos aprendiendo las notas musicales, la profesora decidió que al pasar lista cada uno tendría que decir una nota musical, primero en escala ascendente y luego en escala descendente. Yo por supuesto no me enteré. Solo vi que cuando iba llamando a mis compañeros éstos respondían con una nota musical. Cuando pasaban lista yo sabía quienes eran los compañeros que me precedían, así que sabía cuando me iba a llamar fijándome en cuando ellos levantaban la mano. Entonces me llamó a mi y yo solamente levanté la mano. Y todos me dijeron:
- ¡La nota! ¡Di la nota!
Me hablaron varios a la vez, así que no sabía muy bien qué querían decir. ¿Que diga una nota? OK:
- DO
Y todos se echaron a reír y a hablarme a la vez. ¿Qué es lo que he hecho mal? La profesora puso silencio en la clase y me dijo varias veces, hasta que la entendí:
- Estamos en FA. ¿Cual es la siguiente nota? Estamos en FA, la siguiente.
Bueno, pues si estamos en FA, entonces la siguiente es SOL, así que lo dije:
- SOL
Toda la clase se echó a reír otra vez y a decirme cosas entre varios a la vez, que no podía entender. La profesora puso otra vez silencio en la clase y yo ya me estaba poniendo nervioso porque se reían de mí y me sentía como un tonto. Al final conseguí entender a la profesora, que me decía que estábamos en escala descendente.
- Estamos en escala descendente, ¿qué viene después de FA?
- MI
Por fin lo conseguí y la profesora pasó al siguiente compañero de la lista. Qué mal rato pasé. A esa profesora la cogí manía y falté un montón a sus clases. Tanto que me gané fama de novillero y me suspendieron hasta septiembre por faltas de asistencia.

Relato de Carlos Muncharaz


sábado, 21 de agosto de 2010

¿sorda o mentirosa?

En segundo de Bachillerato, en el último mes del curso, te preparan para los exámenes de selectividad. Un punto del examen consta de una prueba de comprensión oral en inglés, sobre una entrevista sobre temas varios que escuchas a través de un radiocasete.

Se trata de un test de 10 preguntas, que realizas por escrito. De cada pregunta hay que elegir una entre 4 posibles respuestas. Por supuesto que una persona sorda no puede hacer esta prueba.

Al principio del curso le comuniqué a la profesora d la asignatura que no podría hacer ningún ejercicio de este tipo. Por lo que cuando los demás lo realizaban yo adelantaba los deberes .
Un día la profesora me dio uno de aquellos test , y lo acepté.

En ese test saqué un 4. No me había ido tan mal, para no entender nada de lo que decían.
Así que a la clase siguiente yo misma le dije a la profesora que quería volverlo a intentar. Era un test, sobre una entrevista a un fan de los Simpson que explicaba detalles de la serie. De ese tema, había preguntas del tipo:

- de que color tiene el pelo Marge Simpson?

□ Azul □ Rosa □ Castaño □ Negro

Todo el mundo que haya visto un capítulo de la serie lo sabe.
y otras preguntas, más difíciles de contestar si no entiendes la conversación, por ejemplo:

- En Inglaterra que día de la semana emiten la serie?

□ Domingo □ Martes □ Jueves □ Viernes

Esta última pregunta fue la que fallé. En ese examen, saqué un 9. La mayoría de respuestas estaban bien porque las sabía, otras por intuición, y otras por suerte. Estaba tan contenta con mi nota, que fui a hablar con la profesora . Ella dijo que tenía que informarse sobre cuales serian las condiciones de mi examen. Si sacaba esas notas sería bueno que lo hiciera en la Selectividad, me animó a que los continuara haciendo, también me comento lo extraño que le resultaba mi nota.
En la clase siguiente, el test trataba sobre una entrevista con un experto en leones. Curiosamente los temas de zoología y biología siempre me han interesado. Una pregunta era :
- Que elemento usan los investigadores para cazar un león ?

□ carne envenenada □una pistola con dardo

□Esperar a que el animal se duerma por si mismo y cazarlo

□Lanzando una flecha con la punta envenenada

Quizá en esta pregunta tienes que tener un mínimo de conocimiento, pero para mí estaba claro, se usa una pistola adormecedora, ya había visto un documental sobre el estudio de leones. En ese test saqué un 10!!!

Estaba muy contenta, había superado un examen de inglés con la nota máxima, pero esa felicidad me duró muy poco. La profesora vino ha hablar conmigo seriamente, después de clase. Me dijo que era imposible un 10 en ese examen si yo no entendía lo que decían a través del radiocasete. Me sentó mal, intenté explicarle, que esos temas del test eran fáciles, pero fue inútil. Con sus duras palabras me hizo sentir como si fuera una verdadera mentirosa. Ella creía que estaba mintiendo y jugando.

Era hipo acusica, pero hablaba como un normooyente y regulaba la voz perfectamente. Reconozco que eso a veces desconcierta, pero no oía como para entender una conversación por radiocasete, sea cual fuera el idioma, claro. Intenté que la profesora lo comprendiera, pero dudó de mis palabras, y me dijo que le trajera una audiometría, que también se la entregaría al tribunal de la Selectividad.

No comprendía porque motivos, la profesora pensaba que podía mentir. Acaso creía que me gustaba decir a la gente que era sorda? Creía que me aprovechaba de ello?
Al día siguiente, me lleve una audiometría a la escuela, para demostrarle que no me había inventado nada. Ella la cogió la miró y se la guardó. Me contesto con un: vale! y se giró en seguida. Me acuerdo que me quedé un rato al lado de su mesa plantada y esperando una disculpa, pero esa no llegó.

Su orgullo dominó a su honradez


sábado, 14 de agosto de 2010

Lamentable situación en una tienda de ropa


El otro día entré en la tienda que la marca Springfield tiene en mi ciudad, con la intención de comprar unas camisetas para regalo. Ya con mi compra me dirijo a la cola para pagar y veo que la responsable de caja esta atendiendo a una persona que quiere que le expendan la tarjeta cliente de la tienda. El cliente es sordo signante, con dificultades de comunicación oral, no sabe leer los labios, y habla muy mal, no se le entiende prácticamente nada. A pesar de ello, la chica le atiende muy bien, tiene paciencia y con ingenio y algunos gestos se comunican y van resolviendo la situación. Él va rellenando los datos que se necesitan en un formulario. Pero van muy poco a poco, y la cola para pagar, cada vez se hace más larga, y algunos se impacientan..
De repente la mujer que está detrás de mí, le grita a la cajera:
- Cuidado, a ver si al sordomudo le da por robar la caja!!!!
Lo que oí me hizo pensar lo triste que es, que aún queden ignorantes como esa señora en nuestra sociedad. Acaba de discriminar a una persona delante de otros, cuando sabe que no se puede defender. Un hecho lamentable. Por qué delante de una situación manifiesta de discriminación pública, nadie dijo nada? por impotencia, por cobardía, por no saber como actuar…….Este tipo de situaciones o parecidas, por desgracia son algo frecuentes.
Mi reflexión es que las personas sordas o discapacitadas tienen dos opciones, quedarse en casa, y depender para todo de sus familiares, o buscar su propia independencia enfrentándose a la vida, como la persona sorda de la historia.
Es necesario ir con la cabeza alta y no rendirse nunca.





Relato facilitado por un familiar de una persona sorda.

sábado, 7 de agosto de 2010

Un policía le dice a una persona sorda que no puede conducir

Italia, 2006
Un equipo de pesca deportiva formado por 4 personas sordas: Antonio, Fabrizio, Maurizio y Marco, se reunieron un fin de semana para participar en un campeonato de pesca deportiva de truchas, reservado para sordos. Se dividieron en dos coches, ya que los instrumentales de pesca requieren espacio en el maletero.
Al llegar a la ciudad de destino, fueron directamente al lago donde se tenía que efectuar el campeonato. Como la prueba deportiva era el día siguiente, podían hacer una prueba de pesca, y estudiar la técnica más apropiada para la captura de las truchas en dicho lago.
Al terminar la prueba, los cuatro amigos se dirigieron con sus coches hacia el hotel que habían reservado, situado a unos 10 Km. del lago.
Durante el trayecto hacia el hotel, surgieron dificultades a causa de las complicadas calles, y los numerosos semáforos que se encontraron. Eso causó que los dos coches se perdieran de vista.
Antonio y Fabrizio que circulaban delante, decidieron esperarlos, pero no encontraron ningún espacio para aparcar y en un cruce de carretera muy ancho, se pararon accionando las luces de emergencia del auto.
De repente se dieron cuenta de que delante de ellos, a unos 30 metros en el lado opuesto de la carretera, había un puesto de control de la Policía, que controlaba el tránsito de los coches, y se preocuparon porque podían ser vistos, ya que no se podía parar el coche en ese punto, aunque no molestaban al tráfico. La policía del sur de Italia es muy pesada.
Y así fue, uno de los dos policías, de unos 50 años, se dio cuenta del coche parado en el cruce, y comenzó a hacer un signo con la mano, y hablar con voz alta de que no se podía aparcar allí.
Antonio, que era el conductor del coche, comenzó a signar con su lenguaje de sordos, por su condición de sordomudo. El policía no entendía nada de lo que estaba haciendo y se acerco hasta el coche atravesando la carretera.
Antonio (signando): “Perdón, estamos esperando a dos amigos que hemos perdido de vista”.
Policía: “Pero que dices? No te entiendo! Aquí no se puede aparcar!”
Antonio no entendía nada de lo que decía aquel policía, así que sacó de su cartera, una tarjeta de socio de su asociación de sordos, para hacerle entender que eran sordos. Se la enseñó.
Policía:”Esto que es?? Asociación que??.... ahh !! Eres sordo??? No oyes??? Tú, no puedes conducir , eres sordo!!!!!”
Antonio(signando):”Somos sordos y esperamos amigos”
El policía repitió con una voz aún mas alta haciendo el signo de “no” con la mano:”TU ERES SORDO Y NO PUEDES CONDUCIR!!!!!!!!!!”
Fabrizio que estaba al lado, se quedó sorprendido de esa reacción, entendió en todo momento la conversación mediante lectura labial, buscó la manera de calmar al policía explicándole que tenían que esperar a dos amigos que se habían perdido porque no conocían el lugar, pero fue inútil.
Afortunadamente, llegó su compañero y Fabrizio le explica nuevamente lo que estaba pasando. Este segundo policía, más joven, comprendió la situación en seguida, calmando a su compañero que todavía repetía a Antonio una y otra vez: “TU NO PUEDES CONDUCIR!!!!!”
En realidad, los sordos sí pueden conducir, existe una ley que lo autoriza. El policía joven lo sabía bien. Tranquilizó a su compañero y se lo llevó al puesto de control.
Justo en ese momento llegaron Maurizio y Marco, extrañados de ver discutir a sus amigos con un policía, en cuando todo volvió a la normalidad, los 4 amigos sordos continuaron con su búsqueda del hotel pensando en aquel policía fuera de control.

Relato de Fabrizio Paluzzi. Traducido por Cris.

lunes, 2 de agosto de 2010

Jugando al escondite

Cuando era niño, todos los veranos hacía un viaje con los boys scouts de mi pueblo. En uno de esos viajes, me sucedió una cosa, que quiero compartir. Todas las noches, hacíamos juegos, y una de ellas encendimos una hoguera en el campamento, y nuestros monitores decidieron que jugáramos al escondite.
Dónde me podía esconder? Como estaba todo oscuro, y no se veía nada, pensé que no hacia falta esconderme detrás de una roca o un árbol, con que me escondiera en mitad del campo, ya era suficiente. Me agaché, y esperé. Pasó el tiempo y no venía nadie, al final me entró tanto sueño que acabé dormido.
Cuando me desperté ya estaba amaneciendo, vi que la hoguera estaba apagada, como no había nadie alrededor, me fui a mi tienda de campaña, pero tampoco había nadie . Donde están todos!??
Buscando buscando, de repente, los veo a todos, tanto los monitores como mis compañeros que vienen corriendo hacia mí!
- Xemari!!!!! Toda la noche buscándote!!!! Dónde te habías metido!??? Claro, como eres sordo no nos oías! Hemos estado muy preocupados!!

Esa noche solo dormí yo!



Relato autorizado por Xemari Espasa