jueves, 24 de marzo de 2011

Curas milagrosas contra la sordera

El relato de Marco B.



Nací sordo, me diagnosticaron la sordera cuando tenia 2 años en un hospital de Roma, allí los médicos informaban de que en Alemania había un famoso doctor que curaba a pacientes de la sordera a base de inyecciones de un extracto de animal, con este procedimiento muchos habían recuperado toda la audición. Era un tratamiento muy caro, que no entraba por la Seguridad Social.

Mis padres que querían que su hijo pudiera recuperar su oído, por las buenas referencias que tuvieron por mi otorrino, y otros médicos del mismo hospital, contacto con ese doctor alemán, y fuimos a Garmisch, donde tenía su consulta, para empezar el tratamiento. Una vez allí, me inyectaron en un brazo un líquido trasparente que no me hizo ni el mínimo efecto.

Volvimos a Italia, la ilusión y la esperanza con la que fueron mis padres a Alemania , volvieron a casa arrastrándose por los suelos.

Unos meses después, a mis padres les llegó la noticia de que aquel doctor alemán al que nombraban prestigioso, fue arrestado después de que un inspector de sanidad abriera una investigación por las numerosas denuncias de otros pacientes que también habían depositado sus esperanzas y dinero en el tratamiento. Descubrieron que aquellas inyecciones no hacían nada. Nos timaron.

Mi familia no lo denuncio, porque el doctor no era italiano, y era muy complicado denunciar un caso así en aquellos tiempos.

3 comentarios:

  1. Como se aprovecha la gente de las miserias de los demás. Una verguenza. Y aún en el siglo XXI continuan habiendo estafas de ese tipo sin controlar.

    ResponderEliminar
  2. Que malo doctor!! No se puede jugar con las personas que tienen discapacidad. Es muy dificil controlar casos similares..
    Espero que no ha hecho daño fisico a las victimas.

    ResponderEliminar