martes, 22 de enero de 2013

El canto de los pajaritos



Anécdota de Meli.M.

Tengo una hipoacusia bilateral desde los 10 años. Hoy con 50 años ya llevo 40 como sorda y ya he pasado por mil anécdotas, pero esta es una en la que lo pasé fatal...

Me acababan de poner unos audífonos nuevos, unos retros , era la primera vez en mi vida que llevaba .  Aún no sabia la graduación exacta y hacían unos ruiditos y unos pitidos que encima no los oía!!

Fui a trabajar como cualquier día, soy contable, así  que parte de mi trabajo consiste en ir a bancos, y realizar cobros, pagos...

Mientras iba al banco,  por la calle, noté que algunas personas al pasar por mi lado se les iba la cabeza a los arboles, o al cielo...oían "pajaritos"…
y el canto de “ los pajaritos” salía obviamente de mis retros, mientras iba subiendo y bajando la ruedecita del volumen , llegué al Banco.

Era una nueva oficina, por lo que no me conocían, y me puse a la cola....unos minutos mas tarde la gente empezó a mirar sus móviles...
me vuelvo a tocar el retro...a los minutos después, empieza a salir gente para comprobar los ordenadores  mirando arriba y abajo.. mi nerviosismo ya era terrible...así que opte por apagarme los aparatos.

Me toca, el hombre de la ventanilla empieza hablar y bla bla y le digo que lo siento, que era sorda...se puso todo gallito, y me contesto que para sordos estaba él...  que si yo era sorda él era manco...total que decidí encender mis aparatos...tanto toqueteo, disparó otra vez los pitidos.... y el hombre pensó que  era un atraco...me tuve que quitar los retros y decirles que era sorda, sorrrdaaaa de verdad!!! y que mis nuevos aparatos habían interferido y no los podía silenciar por lo que los había tenido que apagar.

Y le dije: “ahora manco, enséñame su mano...”

Con esa oficina luego he estado trabajando durante muchos años, y esto quedo en una mera anécdota, pero al chico de la ventanilla de aquel
día no lo volví a ver.

2 comentarios:

  1. Ay Cris lo que me he podido reir con los pajaritos, he pasado por eso. Incluso trabajando en la cocina del aeropuerto me dijeron que apagara el horno de una vez, que habían llamado de la torre de control, puf,qué nervios.Trabajé en un super y me pusieron a cortar embutido,la cantidad a mi aire..."señorita ya está bién"..y yo raca,raca.
    Mil fechorías. Saludo! Soy Susana

    ResponderEliminar
  2. jajajaja ya me imagino. Me río porque algo así me ha pasado y bueno, quienes mejor te entendemos somos los demás hipoacúsicos. Saludos

    ResponderEliminar