viernes, 25 de febrero de 2011

Docentes insensibles en la universidad



El Relato de Carmen


Empecé a estudiar derecho en la universidad, carrera que abandoné al verme incapaz de sacarla adelante por la falta de facilidad y apoyos de los profesores, ya que me resultaba imposible coger apuntes en esas aulas tan grandes y no quería pasarme, por principios y porque no tengo por qué hacerlo si puedo conseguirlo sola, cinco años de carrera dependiendo de compañeros de clase que me dejaran sus apuntes.

Me cambié de carrera a magisterio de audición y lenguaje, estaba contenta, me gustaba el magisterio y además, en menuda carrera me había ido a meter con mi problema de audición. Estaba convencida de que no tendría ningún problema con los profesores a la hora de pedirles un poco de apoyo tal como explicar de cara a la clase y cerca de mi. Sólo hubo un profesor en toda la carrera que me puso las cosas difíciles, en concreto uno que era médico otorrino de profesión y ejerciendo como funcionario.

La frustración que sentía, el trauma infantil que había conseguido superar me volvía con este señor. Abandoné su clase y gracias a mis compañeros, que me prestaron sus apuntes, pude aprobar. Pero el caso no era ese, no era aprobar. Era que un médico otorrino me estaba obligando a depender de mis compañeros para sacar adelante su asignatura, cuando yo soy una persona perfectamente capaz de hacerlo sola. Eso era lo que más me enervaba.

El relato de Cris

Antes de empezar las clases universitarias, te asignan un tutor y hay un encuentro previo, a mi junto otras dos personas nos tocó a uno que era el profesor de una asignatura de primero de carrera. Yo le explique que era sorda, y que tenia la duda de si seguiría bien las clases, el me explico que su hermana también era sorda por una medicación, estreptomicina, me animo a seguir adelante, comentamos que seria bueno avisar a los profesores el primer día para que evitaran hablar de espaldas. Salí contenta y animada de su despacho.

Al día siguiente empezaban las clases, la primera la daba él, yo estaba sentada en segunda fila, al lado del pasillo central, él al verme me saludó con la cabeza. Solo unos minutos después, empieza a moverse por la clase, sin tener en cuenta lo hablado en el día anterior, hasta que se paró, y durante 5 minutos estubo justo de espaldas a mi a hablar hacia los demás . Si ese comportamiento lo tenia mi tutor, y encima tenia una hermana sorda ¿ como sería con el resto de profesores? Fué una gran decepción: la primera clase en la universidad apenas entendí nada.

Sabía que las personas con limitaciones auditivas tenían derecho a fotocopias gratuitas, pero para ello, el tutor tenia que hacer unas gestiones. Mi tutor nunca las hizo, de vez en cuando me pasaba por su despacho, y siempre obtuve la misma respuesta: "no he tenido tiempo, pásate la próxima semana". Hasta que un día cuando iba a segundo de carrera, hablé con el jefe de estudios de ello, porque ya había pasado mucho tiempo, mi tutor tubo el detalle de enfadarse conmigo cuando lo supo.

Eso si, las fotocopias gratuitas nunca las tuve.

5 comentarios:

  1. Una sorda con audífonos25 de febrero de 2011, 18:04

    Con anécdotas así da miedo ir a la uni...

    ResponderEliminar
  2. Se que ocurre, pero aún así me sigue pareciendo increíble que siga ocurriendo en estos tiempos. Se puede tener un despiste un deslíz y olvidarte en un momento dado, pero la anécdota muestra un pasotismo total desde el minuto 1.
    Y me consta que no es tan difícil tener en cuenta las necesidades de una persona sorda, menos aún si se defiende simplemente con que expliques frente a esa persona. Yo lo he hecho, ningún problema por parte del resto de la clase, por el mío menos, y conste que soy de las que tienen el hábito de pasearse por el aula, pero te acostumbras en seguida a hablar para esa persona y a estar pendiente a sus reacciones por si se pierde algo y no se atreve a cortar la clase... no es tan complicado. Si quieres te cuento yo mis dos anécdotas con alumnos sordos, si quieres otra perspectiva... ;)

    ResponderEliminar
  3. Belfy, estaría encantada de leer tus anécdotas, si me las envías al email de blogsordera… ( la dirección esta en el margen derecho) las puedo publicar .
    Diría que el 80% de profesores que he tenido en la Universidad se pasean en clase sabiendo que una alumna es sorda, informo el primer día de mi discapacidad pero no suelo ir detrás de ellos para recordarles que yo estoy allí. Ya que me cuesta mucho comprender a un docente mas de 20 minutos seguidos, leer los labios es agotador , aunque estén delante mío . Me suelo apañar más por mis compañeros que por los profesores. Eso sí, he tenido profesores muy buenos a los que he podido seguir bien. En estos dos relatos hablamos de docentes que “deberían” tener mas sensibilidad con las personas sordas: un otorrino y un familiar de una persona sorda y esos cinco minutos que mi tutor y profesor estuvo de espaldas a mi el primer día de clase, yo los recordaré, mientras que él, seguramente, ni se dio cuenta de ello.

    ResponderEliminar
  4. quizá a veces sea bueno recordarlo un par de veces más, quizá recordárselo delante del resto del aula (aunque de corte) a él le sirva más para darse cuenta de cuánto ha metido la pata, además si tus compañeros también saben del caso los puedes tener de aliados para que también le recuerden al profesor el caso.
    Lo digo teniendo en cuenta que un profesor de universidad puede tener varias clases al día, y despistarse más. Aún así sigo pensando que puso bien poco de su parte la verdad.

    Lo mío eran cursos del inem tenía el de la mañana y el de la tarde, no era tan difícil de recordar.
    En unos días te mando alguna anécdota :)

    ResponderEliminar
  5. No sé porque la gente se comporta asi -_- nunca lo entenderé...
    Yo tambien hablé con el tutor para que avise a mis profes que habra en sus clases una sorda. Hasta el momento, todo va bien. Hay profes muy buenos.
    En realidad, en el mundo de los oyentes, hacemos un gran esfuerzo para vivir "normalemente" como si fueramos oyentes: capaz de escuchar o oir todo, capaz de tomar las notas,... porque nadie nota nuestras dificultades y mucha gente piensa que el hecho de llevar los audifonos es solo para escuchar algo pero no vea las dificultades relacionadas con la deficiencia auditiva :/

    Yo no tengo derecho a las fotocopias gratuitas, o no lo sabia XD

    ResponderEliminar