viernes, 4 de febrero de 2011

Subtítulos en los trenes de larga distancia

El relato de Cris

 
    Después de disfrutar de una pequeña aventura en el camino de Santiago, concretamente de Roncesvalles a Burgos, llega el momento de volver a casa. Llegamos a la estación de Burgos, que se encuentra a las afueras de la ciudad, compramos los billetes, y esperamos en el andén. Nos tocará hacer transbordo, ya que el tren que iba directo a nuestro destino va lleno.


    Dos horas mas tarde ya estamos en el segundo tren, nuestras mentes se llenan de los recuerdos vividos en los últimos días, hasta que de repente se inicia una película, hace mucho tiempo que Fabry, mi compañero de viajes, la quería ver, pero su alegría dura poco, la película no está subtitulada. Los dos somos sordos así que sin ellos poco vamos a entender.

    Al no ver ningún responsable por allí, no nos queda mas remedio que empezar a ver la película sin subtítulos. Una hora después el tren hace una parada en Logroño, empieza a subir gente. Fabry aprovechando la ocasión, baja del tren, corre por el andén hasta la cabina del conductor y le comenta si es posible que ponga subtítulos al DVD. Él no puede, le aconseja que hablé con el revisor, que esta en la cabina del último vagón, Así que cuando todo el mundo esta instalado y el tren retoma su marcha, se va a buscar el responsable.

    Después de recorrer todos los vagones, encuentra al revisor y le comenta la situación.

- Lo siento , no suelo poner los subtítulos, en 10 minutos los añado, cuando acabe de controlar unas cosa .

    Mientras Fabry se dirige a su asiento todo contento,  se da cuenta que la mayoría de personas están viendo la película con unos auriculares. ¡ Por fin la podrá ver el también!

      Lo que no imaginábamos era que no solo pusieron subtítulos, sino que la iniciaron desde el principio. En el tren debía de haber mas de 100 personas mirándola. Mejor para nosotros, aunque a otros seguro que no les ha  hecho mucha gracia,  hacia media hora que había empezado.

    Estamos mirando los dos tranquilamente la película, cuando 15 minutos después, se vuelve a iniciar desde el principio. Otra vez! que raro…. No nos queda mas remedio que volver a ver lo mismo, nosotros por segunda vez, los demás por tercera. No nos importó.

    La película finaliza,  pasa el revisor a controlar los billetes, y al vernos , nos comenta:

- Mira que ha pasado, después de poner los subtítulos, ha venido un señor bastante mosqueado quejándose  porque sin darme cuenta también había puesto el audio a INGLÉS. Lo he tenido que volver a cambiar.

    Lo misma frustración que ha debido sentir la gente al ver la película en ingles nos ha hecho sentir a nosotros al verla sin subtítulos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario