sábado, 9 de abril de 2011

Evitar a los desconocidos


Suelo evitar a los desconocidos que se me acercan a hablar por la calle, sobretodo si me parecen poco fiables. A veces he vivido situaciones, que no quiero repetir:

Iba por las calles de Barcelona cuando un hombre de unos 40 años me dice algo que no entiendo. Así que con simpatía, me paro, y le hago saber que no le he entendido.

El hombre se sorprende, se debía pensar que iba ha ignorarle y me responde:

- Moza , te interesa conmigo, guapa??

Desvió la mirada y acelero. Me había dicho algún piropo bochornoso, y yo inocente me paré cuando no devía.

En los casos en los que me encuentro una persona que busca una calle, entonces siempre intento ayudar. Si a la segunda repetición no entiendo el nombre de la calle, le digo que no lo sé, hay mas personas dispuestas ha dar una mano mas rapidamente que yo.

Ahora vivo en Italia, y tengo una escusa preparada cuando no me apetece hablar con alguien, sobre todo con los tipicos tipos que te paran por la calle para rellenar una enquesta, o para endosarte publicidad:

- Lo siento, no hablo italiano!

Pero lo cierto es que si que hablo italiano. También suelo utilizar escusas como, no tengo tiempo, o incluso ni contesto. Depende de la situación. Prefiero eso a tener que explicar que soy sorda, como me tiene que hablar, excusarme ante un desconocido no es algo que me guste hacer .

Pero estas escusas no funcionan siempre.

Eran las 5 de la tarde, subo al autobús para ir al centro. Encuentro un asiento libre al final de todo. A la parada siguiente sube un borracho, con una birra, ( a buenas horas). Cruzo los dedos para que no se me acerque, porque no para de decir tonterías a todo el mundo, pero tengo mala suerte, y se acaba sentando justo al lado mio. Y como no, empieza a hablarme.

Me pregunta, señalando la birra:

-Vuoi? (Quieres?)

-No, gracias.
-bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bl.

-No hablo italiano.

- Española!! de donde eres?

La escusa me ha servido de poco, sabe hablar algo español. Tengo dos opciones, irme de allí, dejándole con la palabra en la boca, o decirle que vocalice porque sino no le voy a entender. Uso la segunda, el chico no muestra reparos en vocalizarme. Así que acabamos manteneniendo una conversación, y por coincidencias de la vida, conocia a otra española, que pude a conocer pocos días despues y ahora somos amigas.

Nunca se sabe a quién te puedes encontrar.

1 comentario:

  1. Caramba! yo también hago lo mismo cuando me preguntan por una calle y a la segunda no lo entiendo... digo "no lo sé" y ya está. Y cuanto a quien te pueda hablar por la calle, yo suelo pensar que una persona que no me conoce, en principio, no tiene por qué decirme nada, así que si voy por la calle y oigo que dicen algo, hay un altísimo porcentaje de posibilidades de que no sea a mí :D así que sigo mi camino tranquilamente.

    ResponderEliminar